Playas

Mar siempre azul y en calma. Puerto Cabello posee una larga zona de litoral a muy poca distancia de la ciudad. Un litoral variado de amplias playas, abiertas y arenosas, de aguas tranquilas y parajes de incomparable belleza sombreadas con el tupido follaje de verdes palmeras.
Paisaje matizado por la luz vivísima del sol, donde los temporadistas libremente escogen sus lugares de recreación en ese conjunto de magníficos balnearios que son Playa El Palito, Macuro de oleajes propicios para la práctica del surfing; Cumboto, Playa Blanca, El Malecón, Quizandal, CRPU, Playa La Rosa, Rincón del Pirata y por último la bahía de Patanemo.

CLUB NAVAL PLAYA LA ROSA

Es una de las playas más completas del litoral porteño, ya que cuenta con todos los servicios a las exigencias de un turismo en busca de la tranquilidad, y el disfrute de un día de playa bajo un sol tropical. Ofrece estacionamiento privado, vigilancia, salvavidas, restaurantes, duchas, playas limpias con sus respectivos caneyes y toldos playeros.

 

 

PATANEMO

Esta amplia bahía está formada por un valle inundado, comprendido entre la punta de Yapascua, al Este y Punta Peñón al Oeste. Sus aguas son profundas y su costa oriental y occidental, rocosas y escarpadas, presentando al Sur una ancha playa arenosa de aproximadamente 800 mts. de longitud.
Al extremo Sur-Oeste se advierte la laguna de la Bocaína. Cubre un área aproximada de 328 Has. con un largo promedio de 2400 mts, y una anchura de 2.000 mts.

Las playas de esta bahía están libres y la vegetación circundante es exuberante, lo que unido a la extraordinaria limpidez de sus aguas y fácil accesibilidad, le convierte en una zona de gran potencial recreacional.
A lo largo de la Playa de Patanemo, funcionan varios restaurantes donde preparan exquisitos platos de productos del mar, como: Pescado frito, hervido de pescado, otros. También se encuentran vendedores de productos playeros, conservas de coco, coquitos y la famosa vuelve a la vida a base de preparado de mariscos.

ISLA LARGA

Esta es la única isla de libre acceso público, con una superficie de 54 hectáreas de forma alargada y estrecha con una longitud de 1855 mts. En la actualidad se encuentra bajo un régimen de administración especial, por la Superintendencia del Parque Nacional San Esteban (Inparques). A pocos minutos de Puerto Cabello se encuentra el Balneario de Quizandal, donde funciona una cooperativa llamada Juan del Mar, con una flota de seis peñeros con capacidad de 40 pasajeros cada uno y a precios módicos, que lo llevarán a la isla en veinte minutos aproximadamente. Al llegar al embarcadero de la isla será recibido con una cordial bienvenida por el Guarda Parques, quien le dará las recomendaciones y la información necesaria para el buen uso del parque y al mismo tiempo podrán observar diversas especies de aves migratorias, cangrejos violinistas y disfrutar las blancas arenas, aguas cristalinas con fondo coralino, suave oleaje que las convierte en verdaderas piscinas. La isla nos brinda todos los servicios, de manera de pasarla muy bien.


Esta isla es muy visitada por investigadores de la biología marina, por su gran variedad de especies marinas y formaciones coralinas y demás comunidad ecológica, la interacción de estos factores constituyen un aspecto clave en el equilibrio de este delicado ecosistema. La práctica del submarinismo es permitida de forma organizada por diferentes clubes de nuestro Estado, supervisada por los Guarda Parques, el sitio preferido es el área de los barcos hundidos de una visibilidad excelente y donde será recibido por un guardián de muchos años, el bello Caballito de Mar (Calicanto), ya acostumbrado a posar para las cámaras submarinas.

Isla Larga está llena de sorpresas y nos lleva a la reflexión de que cuidándola, las generaciones futuras también podrán disfrutar y penetrar a este maravilloso mundo marino insular.

ENSENADA DE YAPASCUA

Es una albúfera natural de régimen baldío, ubicada al extremo Oeste de la ensenada del mismo nombre, cuya superficie cubre 45 Has., estando separada del mar, al igual que la anterior, por un arrecife de coral que cubre su entrada, dejando solamente un estrecho canal de comunicación con aquel en su extremo Nor-Oeste, donde el arrecife casi sobrepasa el nivel del agua.

Las aguas de lluvia entran en su vaso a través de los drenes naturales del terreno con poco arrastre de sedimentos, lo que ha permitido mantener su superficie más o menos invariable. Sus márgenes Este y Sur, están cubiertos de manglares en una superficie aproximada a las 73 Has. Es un vivero natural de reproducción de especies de peces marinos, así como los crustáceos y moluscos. En este lugar se observan irregularidades en la pesca indiscriminada y en el corte de manglares, para procurarse productos forestales secundarios. Por la belleza de sus paisajes ofrece magníficas oportunidades para el buceo, el turismo organizado e investigaciones científicas.

Esta bella ensenada está amparada por el Instituto Nacional de Parques, como Área Bajo Régimen de Administración Especial (ABRAE).

 

 

 

Principal
Playas
Tradiciones
Historia
San Esteban