El Táchira tradicionalmente se ha caracterizado por mantener la fe cristiana como arraigo de sus antepasados. En cada uno de sus pueblos se encuentran hermosas iglesias de gran belleza arquitectónica, junto a la celebración de las fiestas en honor a su Santo Patrono, las cuales se celebran en distintos meses. En nuestro Estado se mantiene viva en toda su expresión las manifestaciones culturales, las cuales giran alrededor de la religión católica como base fundamental de su cultura, y generan actividades de gran colorido.

Semana Santa.

En todo el Estado se realizan actividades donde se manifiesta la fe cristiana y la devoción por esta semana mayor: las escenificaciones del viacrucis, el lavatorio de los pies, las siete palabras y el día de resurrección o canto de aleluya, todas éstas, aunadas a la participación masiva de sus pobladores.

Entre las manifestaciones religiosas más relevantes y de mayor arraigo se encuentran:

Virgen de Nuestra Señora de la Consolación de Táriba (Leyenda).

Se cuenta que dos religiosos agustinos salieron a predicar al valle del Tórbes en donde vivían los indígenas Táribas, llevando entre sus pertenencias una tabla con la imagen de la Virgen de la Consolación. Cuando llegaron al río, éste sonaba a crecida. Buscando el sitio apropiado para pasar al otro lado, tomaron una caña y atando la tablilla que resplandecía con luz suave logra así alcanzar la otra orilla; al llegar a la meseta clavaron la caña con la tabla y construyeron una capilla en ese lugar, comenzando así la evangelización de los Táriba. Estos indígenas nobles, pronto conocieron la religión cristiana. Varios años después los indígenas Capachos y Guásimos los atacaron y los misioneros le entregaron la tabla a una aborigen cristiana. Al transcurrir el tiempo se borro la imagen y fue guardada en una despensa. Una tarde jugaban los hermanos Zamora y fueron a la despensa a buscar una tabla, tomaron la tabla que una vez tuvo la imagen de la virgen y trataron de quebrarla dándole golpes que hacia salir de ella ruidos extraños llamó la atención de la señora Zamora quién la guardó nuevamente en la despensa. Al pasar las horas observaron un resplandor en la despensa y para sorpresa, este provenía de la tabla. Todos gritaron con admiración "Milagro, Milagro".

La Basílica de Táriba, obra de gente ilustre está a la vista desde cualquier sitio que elijamos contemplarla. Desde los frailes agustinos hasta nuestros días funge como una imagen inmaculada para todos sus fieles. En esta Basílica se venera a María Santísima bajo la evocación de la Virgen de la Consolación de Táriba, y es para el 15 de agosto cuando los fieles de todo el país se acercan a cumplir sus promesas, elevar oraciones y dejan un exvoto por los favores recibidos.

Junto a la Basílica se encuentra el museo de la Virgen, en el cual podemos observar una gran cantidad de ofrendas de los fieles que siempre la visitan.

Santo Cristo de la Grita (Leyenda).

Talla realizada por Fray Francisco, quien se propuso a esculpir una imagen del Santo Cristo con su carga de dolor y angustia, la cual concordaba con el estado de ánimo del pueblo, a causa del terremoto de 1610. Una noche, después de varios días de trabajo, se acostó pidiéndole a Dios lo ayudara. En medio del sueño se levantó sobresaltado, y oyó un ruido en su pieza de carpintería. Una ráfaga de luz salio por la ventana y en su fulgor pudo contemplar el rostro del cristo ya terminado. Según cuenta la leyenda, fue un ángel quien tomó su cargo para darle forma al rostro de la escultura. Dió cuenta a sus hermanos de lo sucedido, y a la primera luz del alba pudieron ver con asombro la imagen ya culminada. La emoción fue indescriptible. En aquella paz divina estaban los rasgos que él había concebido, y que en vano le fue posible expresar. La iglesia se levanta ante la devoción de todos los gritenses, frente de la plaza Bolívar de La Grita. El 6 de agosto es el día central de las festividades, durante el cual entran al templo los pagadores de promesa, quienes arrodillados o descalzos van colocando los milagros de oro y plata prometidos de acuerdo con el ofrecimiento y el favor recibido. Para el año de 1813, cuando se realizaba la Campaña Admirable, el Libertador visitó la iglesia. Su admiración por la imagen del Santo Cristo fue tan grande que al retirarse lo hizo sin darle la espalda para rendirle homenaje.

Actualmente y en el transcurrir del tiempo se ha acentuado la aparición del rostro del Santo Cristo de manera sorprendente en el mármol del altar de la iglesia del Espíritu Santo.

Templos Majestuosos.

En el Táchira han transcurrido hechos de gran trascendencia, especialmente en el aspecto religioso, el cual a marcado una profunda fe y apego al acontecer cotidiano, donde la enseñanza religiosa pasó a ser valuarte de desarrollo espiritual, humanístico y social del tachirense. Muestra de esto es la gran tradición artística, cultural y arquitectónica de las iglesias, pues ordenes religiosas llegadas del viejo continente tomaron a Colombia como centro de expansión hacia nuestras tierras, para expresar la más pura belleza y extraordinaria obra en los majestuosos templos que a continuación describimos.

 

Catedral de San Cristóbal.

Ubicada frente a la plaza Juan Maldonado donde nació la ciudad de San Cristóbal, su estilo es Neo-Colonial y actualmente se encuentran tres obispos enterrados: Sanmiguel, Fernández Feo III y Marco Tulio IV.

En medio de su silencio se venera el Cristo del Limoncito, guardián de la ciudad. Varios devotos hombres, mujeres y niños permanecen arrodillados con la cabeza volcada sobre el pecho al pie de la imagen. Allí también podemos observar la imagen de San Sebastián patrono de la feria de la ciudad "Feria Internacional de San Sebastián". Junto a ésta se encuentra la imagen de San Cristóbal guía espiritual del fundador de la ciudad.

Santa Bárbara de Rubio.

Es una obra fruto del tesón de unos hombres que pusieron fe y brazo en la construcción de esta edificación pues para la realización de la misma. El sacerdote solicitaba a los fieles como penitencia y colaboración, la entrega de ladrillos, únicos en su tamaño y forma. Para pegarlos, utilizaron como mezcla la técnica real, la cual se basa en mezclar arcilla, paja y sangre de animal.

El templo es de planta cruciforme por tener forma de cruz latina. Son de grandes proporciones, sus dos torres que se elevan a 50 metros de altura y la cúpula tiene la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. Es una de las obras religiosas más hermosas del Estado. En ella se venera la imagen de Santa Bárbara, patrona del pueblo.

 

Iglesia San Juan Bautista.

Esta ubicada en la carrera 4 entre calles 13 y 14 de La Ermita, San Cristóbal. Esta iglesia adquiere una gran elegancia. La cúpula que corona la Trinidad de la fachada principal semeja a la iglesia de los Minusválidos de Paris y la cúpula del Altar Mayor semeja la de la Basílica de San Pedro en Roma.

Es la segunda iglesia en importancia después de la Catedral en la ciudad de San Cristóbal.

 

 

 

Iglesia San Antonio de Padua.

Ubicada en San Antonio del Táchira. Es el primer templo que se construyó en la frontera y es éste el más grande del Estado.

Como referencia histórica es importante resaltar que en una de las visitas del Libertador se ofreció un "Tedeum" en su honor. Para el momento de estar frente al santísimo lanzó con fuerza la bandera y astillando el piso dijo en alta voz: "Solo ante ti se rinde esta bandera".

Al observar la fachada se puede notar que las dos torres son distintas en tamaño. Se debe a que el General Juan Vicente Gómez donó un reloj que por su tamaño obligo la modificación de una de las torres.

 

Iglesia San Antonio de Pregonero.

Esta ubicada en la población de Pregonero de la zona de montaña, y consta de tres naves con bóvedas laterales, cuenta la historia que la imagen de San Antonio fue traída por Julián Gutiérrez (alias "El Pregonero"), quien era el cartero de la época, se dice que en una de "las chácaras" (bultos) que solía transportar en su bestia, llevaba esta imagen que dejo guardada en una posada. Al pasar el tiempo, la encontró comida por la polilla, y la dejo a las familias de aquel lugar, quienes comenzaron a venerarla y cada 11 de junio se celebran sus fiestas religiosas.

Iglesia San Agatón.

Se levanta ante un cielo radiante, sobre la fachada se observa la imponente figura de San Agatón, quién mira complacido a su pueblo. Consta de una torre central y tres naves, con un púlpito de madera. Su planta tiene una forma de cruz latina. Quién esculpió la imagen del Santo se inspiró en la imagen del General Cipriano Castro. Ubicada en el pueblo de Palmira que se ha destacado por ser la población de mayor formación religiosa del país. Allí funcionan cuatro seminarios de diferentes ordenes, que comparten la delicada tarea de formar a los futuros clérigos: Seminario Dioscesano Santo Tomás de Aquino, Seminario Misionero Franciscano, Seminario Agustiniano, Seminario Mercedario.

Iglesia San Pedro Apóstol.

En ella se conjugan verdaderas piezas de obras de arte, como la imagen de San Pedro, labrada en madera de cedro, El Púlpito, El Altar y las puertas son talladas por sus propios habitantes, que hacen de este hermoso templo una reliquia de arte y de fe, como un legado a esta población.

Ubicada en la carrera 5 entre calles 10 y 11 de Capacho Nuevo.

  

Iglesia San Pedro de Seboruco.

Esta iglesia causa gran admiración a quienes la visitan, al observar las tres torres y las cinco puertas, característica que influyó en las viviendas aledañas al templo.

Allí se venera a Santa Rosa de Lima patrona del pueblo. Ubicada en el pueblo de Seboruco de la zona norte.

 

Iglesia San José.

Fue construida por la primera congregación de Agustinos Recoletos.

Su estilo Gótico. Es la iglesia con la fachada más alta del Táchira con una altura de 70 metros.

Ubicada en el centro de la ciudad de San Cristóbal en la carrera 8 con calle 9.

 

 

 

FUENTE: WWW.TACHIRA.GOV.VE

 

 

 

Principal
Cultura
Parques Nacionales
Mapa
San Cristobal
Tariba
Palmira
San Jose de Bolivar
Turismo Religioso
Zona de Montaña
Zona Norte
Zona de Frontera
Zona Sur